Libros

El niño con el pijama de rayas – John Boyne

Título original: The boy in the striped pyjamas (inglés)
Autor: John Boyne
Año de publicación: 2006
Género: novela infantil y de ficción
Páginas: 219 (Ed. Salamandra).

(Creo que me comenzaré a saltar la parte biográfica de mis entradas en el blog… que nadie extrañará, puesto que nadie lo lee y, además, me quita mucho tiempo, que no tengo).

El niño con el pijama de rayas.


Cuando comencé el libro iba un poco predispuesta, pues, hace años cuando salió la peli,  yo la vi y lloré como una bebé con el final, aunque en parte siento que está relacionado a la tristeza general que me causa todo lo relacionado a la Segunda Guerra Mundial.

Ese recuerdo de la llorada que me di con la peli, me hizo alejarme de la perspectiva de leer el libro en un futuro cercano. Sin embargo, lo había descargado y siempre lo veía en mi tablet, como diciéndome: “¿algún día me vas a leer?” y yo: “not today, my friend”.

Pero llegó por fin el día que lo leí. Por fin en la FILCR 2016 me decidí comprar el libro, pero no fue hasta julio de este año que lo logré leer. Ya no tanto por miedo a llorar, sino por falta de tiempo.

Voy a comenzar contando un poco la historia… no les puedo decir qué tan parecida o diferente es a la peli, porque la verdad no me acuerdo y solo la vi una vez. Me destrozó tanto el corazón que con una vez es suficiente para toda mi vida.

El personaje principal y narrador de esta historia en Bruno, un niño alemán de 9 años que se ve obligado a mudarse de su casa en Berlín a una casa de campo en Auschwitz, alejándose de sus abuelos y amigos. Sabemos, por ciertos detalles que Bruno cuenta, pero que no entiende, que su padre es un oficial de alto rango de la SS (la policía nazi, por llamarla de alguna forma) y se deben mudar a ese lugar porque él se debe hacer cargo del campo de concentración, que, por si no sabías, fue uno de los peores que existió.

Bruno, sin saber realmente qué pasa, se la pasa quejando que no tiene amigos con quien jugar ahí. Que hay soldados que entran y salen de su casa todo el día y que no le agradan para nada.

Este aburrimiento es el que causa que un día salga a explorar los alrededores con el claro objetivo de llegar a la “granja” que se ve desde su ventana… sí, esa “granja”. Después de mucho caminar se encuentra con un niño sentando al otro lado de la maya, muy chiquito, pálido, sin pelo y con una “pijama de rayas” parecida a esta

Resultado de imagen de uniforme campo de concentracionaspecto que había llamado poderosamente la atención de Bruno: todos dentro de la granja usaban una.

Ambos niños tienen la misma edad: 9 años y ambos cumplen exactamente el mismo día. And I think I know why… esto es para mostrarnos las dos caras de una misma moneda vivida por dos personas que están uno a un lado diferente de la maya eléctrica. No sé si me doy a entender. Son dos niños que, básicamente, están en las misma condiciones, con la única pequeña diferencia: uno es judío. Para mí, es algo muy fuerte. Ambos deberían estar charlando, jugando y comiendo juntos como iguales porque lo son. Pero no. ¿Me entienden?

Bueno, para terminar de contar la trama, ambos niños se hacen amigos. Bruno nunca logra entender por qué Shmuel, el niño judío, no está feliz del su lado de la cerca, pues ahí hay más niños para jugar. Solo sabe que cada día que se ven debe llevarle algo para comer.

Un día Shmuel le cuenta que su papá se perdió, que lleva vario tiempo sin verlo y está triste porque cuando eso pasó con otras personas, nunca más las volvieron a ver. Bruno, amante de las exploraciones, le dice a su amigo que le consiga una pijama y que él se pasaría al otro lado para ayudarle a buscarlo. Qué pasa ahí dentro, no se los voy a decir.

Sin embargo, esa es la parte de la peli que me hace llorar, peerooo en el libro no. Eso no pasó, al menos creo que fue porque en el libro no hay nada más que oscuridad cuando ocurre, en la peli sí te dan más pistas de lo que pasa. Entonces, al no “ver” nada con el libro, el final solo es un punto del que no hay nada más.

¿Me gustó? Sí. Siento que es un relato “suave” para introducir a los niños o preadolescentes a la historia de lo que fue el holocausto judío y así, tal vez, despertar un poco el interés en este tema. Sin embargo, concuerdo con la mayor crítica que se la hecho al libro: que Bruno esté tan desinformado de todo.

El niño tiene 9 años, no 5 o 6, es decir, ya es lo suficientemente grande para darse cuenta de las cosas, puede que no entenderlas por completo, pero sí saber. Le dice “Furias” al Führer y nunca aprendió a decir Auschwitz. Sabe que su padre usa uniforme y los soldados de más baja categoría le tienen miedo y respeto, pero no sabe cuál es su papel esencial en la guerra que se está viviendo. Ni siquiera es consciente de la guerra. En fin, peca de inocente en algunas ocasiones.

No obstante, creo entender por qué lo hizo así John. Por la simple razón de que es un libro infantil. Si un chico de 9, 10 u 11 años lo lee, le será más fácil decir Furias. Además de que, decir mal el nombre del lugar le da un carácter mayor de ficción. Contribuyendo a que los niños no se lo tomen tan real… aún no están preparados para conocer realmente la crueldad humana. También creo por qué no hay un epílogo que explique qué fue lo que pasó con Bruno y Shmuel.

En fin, es un buen libro, pero no lo leas buscando encontrar mucha información sobre el campo de Auschwitz o sobre nazis o sobre el holocausto judío. Solo leelo como la forma en que dos niños de 9 años vivían sin entender por qué estaban separados por una maya si era completamente iguales, que es algo que yo todavía no logro entender tampoco. Si tenías miedo de que fuera un libro muy cruel para un niño, no lo es, tenlo por seguro, lo más probable es que te pregunté qué pasó al final.

Merece la pena ser leído.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s