Libros

La isla del Tesoro – R. L. Stevenson

Título original: Treasure island (inglés)
Autor: Robert Louis Stevenson
Año de publicación: 1883
Género: Novela de ficción, aventuras
Páginas: 251 (Mestas Ediciones)

Robert Louis Stevenson

Resultado de imagen para robert louis stevenson biografiaNació en Edimburgo, Escocia, el 13 de noviembre de 1850. Hijo de Thomas Stenvenson y Margaret Isabella Balfour, no tuvo hermanos. Fue bautizado con el nombre de Robert Lawes Balfour Stevenson, pero su padre hizo que le cambiaran el nombre a los 20 años por Louis, para evitar la asociación con un político radical que también tenía el nombre de Lawes.

Debido a las enfermedades respiratorias que tenía la madre y el niño, se contrató a una niñera para que ayudara a cuidarlo y así evitar cargas a la señora Margareth. La niñera, mejor conocida como Cummy, tenía una gran imaginación y le contaba historias un poco truculentas al pequeño Robert, historias que le generaban pesadillas, pero que él disfrutaba y que, sin duda, influyeron notablemente en su labor como escritor. A estas historias se les unían todas aquellas que aparecen en la Biblia y que él escuchaba cada domingo en la misa.

Curiosamente, su madre llevó un diario sobre su hijo hasta que él tuvo 39 años, por lo que su vida está muy bien documentada. De hecho, en ese manuscrito se menciona que Stevenson compuso su primer quinteto cuando apenas tenía 5 años. Además, durante toda su infancia se dedicó a escribir ensayos e historias.

También influyeron en los paisajes de sus obras los constantes viajes de negocios que realizó en compañía de su padre durante su adolescencia.

Entró a la Universidad para estudiar ingeniería por solicitud de su padre, pero cambió a la carrera de Derecho, la cual ejerció, pero no de forma brillante porque su verdadero interés se inclinaba hacia la lengua.

Poco tiempo después de esto, presentó los primeros síntomas de tuberculosis, por lo que comenzó a realizar viajes por el continente. En 1876, conoce a Fanny Osbourne una estadounidense que se encontraba separada del marido, consecuentemente se enamoran y ella viaja a California para tramitar el divorcio. Se casan cuando él tiene 30 años de edad y, ya para esa época, su salud comienza a deteriorarse notablemente.

Realizaron muchos viajes dentro de Europa y dentro de USA.

Finalmente murió en 1894 de una hemorragia cerebral.

La isla del Tesoro

La historia se presenta como el manuscrito o la autobiografía de un pedacito de vida que está realizando un adulto Jim Hawkins en el que cuenta las aventuras que vivió cuando era un niño y vivía en la posada El Almirante Benbow que pertenecía a su padre y en la que él ayudaba a atender. Nada fuera de lo común sucedía hasta que un día llegó un pirata. Uno de verdad, de esos que han surcado los mares en busca de tesoros, cantando canciones de piratas y tomando ron hasta más no poder. Su nombre era el Capitán Bill.

Su estadía, en la posada estaba ocasionando grandes preocupaciones al padre de Jim, debido a que el Capitán no estaba pagando lo que gastaba y él no se atrevía a cobrarlo por el temor que el marinero le infundía. Esto repercutió negativamente en su salud, dejando a cargo de la posada a Jim, pues su madre se ocupaba de cuidar al padre la mayor parte del tiempo.

El Capitán Bill fue muy específico desde el inicio en su solicitud de ser avisado si un pirata con una pata de palo rondaba por el lugar o preguntaba por él, aunque no quiso dar explicaciones. Sin embargo, tiempo después de su llegada a El Almirante Benbow, llegó un pirata llamado Perro Negro en busca de Bill. Habló con él y le mencionó que su tripulación quería verlo para darle la Marca Negra: es decir, la marca que lo destituía de su cargo de capitán.

A los pocos días, llegó un nuevo pirata, viejo, ciego y decrépito, pero que sin duda infundaba más temor al pobre Jim que Perro Negro. Amenazó a Bill y ambos, el Capitán y Jim sabían que volvería. Al parecer, Bill tenía un secreto, uno muy valioso y que sus marineros deseaban… adivinen qué era… les doy una pista: tiene una gran equis roja en él.

No obstante, la amenaza del pirata ciego no se cumplió, dado que el viejo Bill murió en el comedor de la posada. Muerte que probablemente causó el consumo desmedido de ron (moraleja niños: beber cualquier bebida alcohólica es perjudicial para la salud. ¡No lo hagan! Vivan felices sin necesidad de consumir alcohol). Para este tiempo, ya el padre de Jim había muerto. El niño, al saber sobre la amenaza latente de los marineros, decidió, junto con su madre, revolcar en las pertenencias del difunto pirata para 1. saldar la deuda económica que el pirata tenía con ellos y 2. buscar que era eso tan valioso para los piratas.

Una vez que lo encontraron, huyeron al pueblo vecino en busca de ayuda para poder refrenar a los piratas. Sin embargo, nadie, por temor, les quiso ayudar. Alguien, no obstante, se fue en busca de el caballero Trelawney y el doctor Livesey, dos personajes que serán muy importantes para esta aventura. Logran “enfrentarse” a los piratas y estos huyen. Pero, la amenaza siempre está ahí. Los piratas son codiciosos, eso no es nada nuevo.

Muy bien, el caballero, el doctor y el niño se reúnen para revisar esos documentos que Jim pudo extraer del baúl del Capitán Bill y descubren que es un mapa para la isla que contiene el tesoro de un pirata. Así que los adultos, deciden que es una muy buena idea ir en busca del tesoro y llevar a un niño con ellos porque el niño encontró el mapa. Ajá… excelente idea.

Como ninguno de ellos es marino, el caballero Trelawney, parte hacia el puerto para conseguir un barco, un capitán y una tripulación y, cuando todo eso estuviera listo, partirían a su encuentro Jim y el Doctor. Ahora bien… recordemos que el caballero Trelawney no es marinero… entonces, uno de los marineros que contrató como a su cocinero, tiene una hermosa pata de palo (chan, chan, CHAAAAAAAAAAAAAAAN). Pero no teman, es super servicial y super buena gente y taaaan obediente. Hasta que un día, ya en el barco, Jim lo escucha hablar con otro de los marineros sobre cómo se van a hacer con el tesoro, el barco y cómo se van a deshacer de ellos tres y del capitán.

Es gracias a esta labor de espionaje accidental del niño y a algunas otras decisiones sin sentido que toma, que logran establecer un plan de contraataque. Llevado acabo cuando por fin desembarcan en la isla. Pero de lo que sucede en la isla, eso ustedes lo conocerán cuando lean el libro porque no les voy a contar más.

Esta es una verdadera historia de aventura que vale cada una de sus páginas. Te genera sentimientos de suspense, temor, ansiedad, adrenalina e incluso uno mismo comienza a planear en su cabeza cómo derrotar a los piratas. No tiene ni una sola oración de aburrimiento. Creo que solo puedo decir que me gustó muchísimo y que sin duda es una de esas historias que yo les leería a los hijos que no tengo, para llenarles los sueños y la imaginación de aventuras, luchas, planes de conspiración y todo eso con lo que ellos después puedan jugar.

Les dejaré aquí el -no sé si se llama epígrafe, pero aquí lo llamaré así- epígrafe:

AL COMPRADOR INDECISO

Si las historias que cuentan los marinos,
hablando de temporales y aventuras,
de sus amores y sus odios,
de barcos e islas,
de piratas perdidos y bucaneros,
de enterrados tesoros,
y todas esas viejas historias,
contadas de la misma manera
que siempre se contaron,
encantan aún a los jóvenes de hoy
como me encantaron a mí,
¡adelante!, ¡podemos empezar!
Y si no fuera así y los jóvenes de hoy
hubieran perdido la magia del añejo gusto
por Kingston o el bravo Ballantyne,
o por Cooper, atravesando bosques y mares,
bien, pues… ¡así sea!, ¡adelante!
Entonces yo, con todos mis piratas,
dormiré el sueño eterno
donde yacen junto a sus sueños.

Love always,
Jhoss.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s