Blogmas, Libros

Blogmas #1: Vampire Academy – Richelle Mead

¡Bienvenido sea diciembre, bienvenidas sean las películas de Navidad de Hallmark y Netflix y bienvenido sea el Blogmas 2018!

Si me siguen en instagram (ejem, ejem, si no lo hacen… ¿qué esperan?), se habrán dado cuenta de que este año voy a participar del Blogmas 2018. Esto significa que, a partir de hoy hasta el 25 de diciembre, habrá una entrada diaria en el blog. Me pareció una buena idea, no solo por el espíritu navideño que me invade en esta época, sino también porque desde que inicié el semestre me fue imposible escribir y sí leí muchos libros interesantes -tanto para la universidad como por interés propio-, entonces con el Blogmas podré decirles -o mejor dicho, obligarme a decirles- sobre lo que leí en estos meses y sobre lo que voy leyendo durante este mes que empieza. ¡Espero que estén tan emocionados como yo!

Después de este preámbulo, inicia la reseña.

Título original: Vampire Academy (inglés)
Autora: Richelle Mead
Año de publicación: 2007
Género: saga de fantasía, vampiros, juvenil.

Vampire Academy

Nota: les hablaré únicamente del primer libro, para no hacer ningún tipo de spoiler en caso de que alguno quiera leer la saga. Si quieren que hable de los demás libros, solo me dicen :).

Muy bien, la historia comienza in media res, lo que significa que está en medio de la acción y, por tanto, al principio uno se encuentra muy perdido porque no sabe qué está pasando. Sin embargo, son pocos los momentos que hay que esperar para saber que Rose -quien es la que cuenta la historia- es la protectora de Lissa y que esta última es una vampiro. Ambas se encuentran en un campus universitario y, cuando Lissa se está alimentando de Rose, esta nota que alguien las observó por la ventana. Lo cual no le da buena espina y le dice a su amiga que es mejor que recojan sus cosas y se vayan a otro lugar. Sin embargo, el hombre que las observó se los impide: es un guardián de la Academia de San Vladimir que viene por ellas para llevarlas de regreso.

Es a partir de ese regreso que ya todo se empieza a entender mejor. Rose nos explica que ella es una dhampir, es decir, que es mitad humana, mitad vampiro y, por tanto, tiene las mejores cualidades de cada raza. Es decir, puede estar al sol todo el tiempo que quiera, no necesita sangre para vivir y tiene la fuerza y los sentidos un poco más agudos que los humanos normales. La misión de los dhampir es proteger a los moroi como Lissa. Estos sí son vampiros en su totalidad, sin embargo, no son como los que normalmente conocemos, aunque tampoco brillan con el sol (get it?). Ellos se alimentan de sangre, pero también de alimentos normales; les hace daño el sol porque los debilita, pero eso no significa que no pueden estar del todo bajo él; no son inmortales y, de hecho, nacen y crecen y se reproducen como humanos normales. Además tienen “magia”, es decir, que se especializan en alguno de los cuatro elementos: agua, aire, tierra o fuego. Los dhampir los protegen de los strigoi, estos ya son los vampiros muertos, se pueden crear de dos formas: que los asesinen y luego los hagan beber sangre de vampiro o, si ya son vampiros, asesinen a la persona mientras se alimentan. Ellos no pueden estar bajo el sol del todo, no tienen magia como los moroi y solo pueden ser asesinados con una estaca de plata en el corazón, al ser decapitados o quemados. La razón por la que los strigoi prefieren alimentarse de sangre moroi es porque esta les ayuda a ser más fuertes.

Ahora bien, el hombre que llevó a Rose y Lissa de vuelta a la academia se llama Dimitri Belikov un guardián dhampir muy reconocido por su fuerza y su capacidad para enfrentarse a los strigoi. Cuando regresan, las chicas se dan cuenta de que Dimitri será uno de los guardianes de Lissa cuando esta se gradúe y que, por el momento, entrenará a Rose por aparte para que se logre poner al día por los dos años que estuvieron fuera. Ahora, ¿por qué le asignan un guardián a Lissa? Porque en el mundo de los moroi existen doce familias reales, de las cuales se escoge al que va a ser el rey o la reina, pues en esta “monarquía” no se escoge por herencia sanguinea, sino que se escoge al príncipe o a la princesa de una de las 12 familias que demuestre ser más digno de cargar con el título. Lissa es el último miembro de los Dragomir, una de las doce familias reales. Ahora, los dhampir son “distribuidos” entre los moroi para que los protejan, pero como los vampiros superan por mucho a los guardianes se suelen repartir por prioridad, esto significa que prácticamente solo los moroi pertenecientes a la realeza tienen guardianes.

Rose, ha sido la mejor amiga de Lissa desde siempre, por tanto, ambas dan por un hecho de que ella va a ser asignada como guardiana de su amiga princesa. Además, hay algo más fuerte que su amistad que las une: el vínculo. Después de un accidente de tránsito que cambio la vida de ambas chicas (no les voy a contar por qué), Rose adquirió la capacidad para “leer” los pensamientos de Lissa, percibir sus emociones e incluso ver desde la mente de su amiga. Nadie lo sabe, hasta el momento en el que regresan porque Dimitri lo adivina, sin embargo, nadie se explica por qué.

Así comienza la aventura de estas dos chicas, especialmente de Rose, la cual, por supuesto, tiene un toque de amor prohibido, adivinen con quién… ¡exacto! con el guapísimo y superpoderoso guardián Belikov. Sin embargo, este romance es prohibido, lo cual quema por dentro a Rose y, algunas veces, le impide concentrarse en sus tareas, aunque eso no evita que ella se convierta en una de las mejores estudiantes de St. Vladimir.

Si se están preguntando cuál es el problema que hay que resolver en esta novela, no se desesperen, porque ya se los voy a decir: una traición que trae muchas respuestas consigo. Como les dije, algo pasa después del accidente y, a grandes rasgos, Lissa tiene una habilidad que nadie más tiene y que, incluso en un mundo que para nosotros es paranormal, no es normal ahí. Esta habilidad despierta el interés de uno de los príncipes de la familia Dashkov, lo que lleva a intentar utilizar a Lissa para su propio beneficio. A partir de esto y un montón de cosas más es que ellos se dan cuenta por qué la princesa Dragomir puede hacer esto, pero no se sabe cómo canalizar las consecuencias negativas que provoca en Vasilisa.

Puedo decir que me sorprendió mucho cuando lo leí porque no esperaba que fuera a tener una historia tan interesante de fondo, de hecho -debo admitirlo- creí que iba a ser el típico romance con el vampiro y todo era muy difícil y así. Sí, estaba pensando en Crepúsculo y, de hecho, puedo decir desde este momento que si no lo han leído porque creen que fijo tratan a los vampiros como en la saga de Meyer, de una vez les digo que no. El romance de Rose y Dimitri es lo menos importante que hay en la novela o en la saga como tal. Lo importante es resolver misterios alrededor de Lissa y su capacidad, de qué sucede con Rose y el vínculo que las une y cómo averiguar qué traman los strigoi. Así que, si les gustan los vampiros, el young-adult y la fantasía, pero no son muy fans del romance, le pueden dar una oportunidad a esta saga, tal vez los sorprenda.

Love alwyas, Jhoss

¡Feliz no navidad!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s