Blogmas, Libros

Blogmas #6: Margarita está linda la mar – Sergio Ramírez

Título original: Margarita está linda la mar
Autor: Sergio Ramírez Mercado
Año de publicación: 1998
Género: podría decir que es un tipo de novela histórica… aunque no creo que esté catalogada de esa forma, así que no me hagan caso
Número de páginas: 373 (Ed. Alfaguara)

Margarita está linda la mar

instasize_1812071140297646260941674749223.png

Antes de empezar, me disculpo por escribir el blogmas de ayer hasta hoy, pero es que ayer fue mi último día de clases, llegué tarde a mi casa y cansada y en la noche salí. Entonces en lo menos que pensé fue en esto… lo siento. Pero para enmendarme hoy escribiré el blogmas #6 y el #7, para que no quede incompleto. Además porque esta novela es una de mis favoritas que leí para este semestre de U.

Esta novela creo que no tiene advertencia, pero la reseña sí. Intentaré contar los hechos en un orden que sea entendible para todos, pero esto no significa que la temporalidad de la novela se mueva de esta forma, de hecho, el tiempo en la historia es super perturbado, pues viaja del presente a un pasado cercano y a otro pasado lejano. Ya van a ver de qué les hablo.

Voy a empezar aclarando esto del tiempo y parto de ahí para explicarles qué sucede en esta novela. Dije que hay un presente, este esta siendo narrado por un narrador omnisciente que tiene como foco al Capitán Prío. Digo que lo tiene como foco, porque lo que nos cuenta de ese presente es desde el punto de observación del Capitán, que es el valcón de su casa y siempre nos cuenta que está haciendo este personaje en ese momento. Este tiempo presente es el 21 de setiembre de 1956 que es el día que Somoza se va a volver a proclamar presidente de Nicaragua. Sin embargo, este no es muy relevante, sino hasta que se une con el segundo tiempo.

El segundo tiempo de la novela es el pasado cercano que sucede desde el 6 de setiembre de 1956 en adelante, hasta unirse al tiempo presente, es decir, el 21 de setiembre. En este tiempo el foco es el poeta Rigoberto López Pérez y, algunas veces, los miembros de la Mesa Maldita que aparecen en casa del Capitán Prío cuando se reúnen para leer lo que Rigoberto a anotado en su cuaderno (ya les digo qué es). Este tiempo es importante porque es en él donde el poeta junto con sus amigos planean todo el atentado contra Somoza. Este se une al presente -y es cuando este tiempo cobra importancia- cuando llega el momento de llevar a cabo todo el plan.

El tercer tiempo corresponde al pasado lejano de 1907/1908/1912/1916, años que corresponden a los dos regresos de Rubén Darío a Nicaragua, esta historia está contada por Rigoberto al leer las anotaciones que tiene en su cuaderno de las investigaciones que ha realizado sobre la vida del poeta. En la primera llegada se narra toda la celebración que se llevó a cabo en León para recibir al poeta, similar a la llegada del Mesías a Jerusalén. Ahí también se cuenta la mala relación que Darío tenía con su esposa, llamada La Maligna, cómo le pasa el numen a Quirón, un niño huérfano que se convirtió en su aprendiz.

En la segunda llegada se cuenta cómo llegó Darío de nuevo a Nicaragua, pero esta vez enfermo y para morir. En esta el recibimiento no fue pomposo ni con grandes fiestas como la primera vez. De hecho, en esta parte la figura de Rubén Darío se baja tanto, no de forma negativa, sino dentro de lo que en teoría literaria se llama el carnaval. Les explico, el carnaval es una teoría donde los poderes se subvierten, es decir, donde aquello que inspira terror es caricaturizado, donde las figuras de autoridad valen igual o menos que el pueblo común y corriente, en otras palabras donde nadie es más que otro, todos son iguales. Digo, entonces, que Darío es carnavalizado por lo que sucede con su cerebro después de que muere.

La historia está llena de personajes históricos (pues si ustedes buscan en Google, muchos personajes fueron personas reales que sí tuvieron que ver con eso con que se relacionan en la novela, solo deben recordar que la novela siempre es una ficción y, por tanto, no todo lo que dice en ella es real), personajes inventados cuyos nombres dan mucha información y sirven para reafirmar el carnaval. Hay muchas menciones a seres mitológicos, en especial a Las Moiras (mejor conocidas como Las Tejedoras del Destino) quienes tienen que ver mucho con el desenlace del 21 de setiembre de 1956. También hay menciones a canciones y poemas. En fin, la novela es rica en intertextos de todo tipo y, si alguno disfruta leer novelas carnvalescas o nunca lo ha hecho y quiere saber sobre qué va esto, pueden empezar con esta novela. Estoy casi segura de que no se van a arrepentir.

Love always, Jhoss.

¡Feliz No Navidad!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s