Blogmas, Libros

Blogmas #7: Mamita Yunai – Carlos Luis Fallas

Título original: Mamita Yunai
Autor: Carlos Luis Fallas
Año de publicación: 1941
Género: novela bananera
Número de páginas: 267 (Ed. Costa Rica)

Mamita Yunai

instasize_1812071152551684805951665165022.png

Me parece importante decirles que la versión publicada en 1941 solo contaba con tres partes, fue años después que salió la versión definitiva, en 1957, a la cual se le agregó la cuarta parte.

Ahora, con respecto a la foto. Eso que aparece no es el libro, es el folleto que me dieron el día que fui a ver la adaptación de la novela en el Teatro Expressivo. La verdad fue una muy bonita experiencia y lloré muchísimo para el final de la obra. Así que mis respetos profundos para los actores que encarnaron a Sibajita y a Herminio.

Esta novela es la novela bananera más importante de Costa Rica y, aunque muchos consideran que habla sobre la huelga bananera contra la United Fruit Company en 1934, no es así. Es importante porque Sibajita nos lleva a través de la vida dentro de una y nos muestra cómo se dejaba de ser humano en esos lugares. Claro, todo esto tenía un objetivo, ayudar al Bloque de Obreros y Campesinos a ganar adeptos contra la UFCo (ese Bloque fue la primera versión del Partido Comunista tico). Pues todo esto era un movimiento ideológico, sin embargo, eso no le resta que la ficción sí puede haber representado muy bien la realidad, especialmente porque Carlos Luis Fallas vivió y trabajó en las bananeras. Esto ha tentado a muchos a decir que Sibajita es el alterego ficcional de Fallas.

Como les dije antes, la novela está dividida en cuatro partes.

La primera parte está situada en 1940, en esta se narra cómo Sibajita se ve obligado a regresar a Talamanca, ya no como trabajador de la bananera, sino como representante del Bloque. Esto porque están en tiempo de elecciones y se sabe que el Partido Oficial se aprovecha de la poca seguridad que hay en la mesa electoral de ese lugar para hacer lo que se conoce como “chorreo de votos”, es decir, que la misma persona vota varias veces con diferente cédula de identidad y así asegurar el gane del partido que ya está en el poder.

Sibajita sufre muchas calamidades para poder llegar a la mesa electoral, debido a que tiene que atravesar la montaña y, cuando lo del Partido Oficial se enteran, intentan que se quede botado, especialmente con la ayuda de unos cuantos indígenas. Es importante recalcar que la representación de los indígenas que se hace en esta novela es completamente negativa y responde a muchos de los estereotipos que giran torno a esta comunidad. No obstante, él logra llegar, no logra evitar que se haga el chorreo de votos, pero sí que pongan menos votos a favor del Partido Oficial de los que iban a poner.

La segunda toma lugar en el año de 1926. Comienza cuando, Sibajita en 1940 va de regreso a San José una vez terminaron las elecciones y se encuentra con Herminio, uno de sus amigos del alma con el que trabajó en la bananera. Ahí comienzan a rememorar sus tiempos como peones de la UFCo. Cuentan sobre cómo era su cuadrilla, cuáles trabajos hacían, en cuáles condiciones dormían y comían, así como todas las injusticias a las que eran sometidos. También nos introducen a un nuevo personaje: Calero.

La verdad es la parte más cruel de la novela, pues hay muchas cosas que le duelen a uno en el corazón, pues aunque yo no sé si todas esas cosas realmente pasaron, sí sé que las condiciones de vida que tenían los peones no eran para nada humanas y esto no pasó solo en Costa Rica, sino en todos los países de Latinoamérica donde hubo enclaves bananeros.

Los tres, Sibajita, Herminio y Calero, eran inseparables, siempre andaban juntos y cuando salía algún trabajo extra siempre era para los tres. Incluso cuando tuvieron problemas con el gringo y se tuvieron que ir de la finca, estuvieron juntos los tres hasta que la desgracia cayó sobre Calero y se lo llevó. Este pasaje es tan fuerte e impresionante que Calero aparece en el Canto General de Pablo Neruda:

Calero, trabajador del banano (Costa Rica, 1940)

No te conozco. En las páginas de Fallas leí tu vida,
gigante oscuro, niño golpeado, harapiento y errante.

De aquellas páginas vuelan tu risa y las canciones
entre los bananeros, en el barro sombrío, la lluvia y el sudor.
Qué vida la de los nuestros, qué alegrías segadas,
qué fuerzas destruidas por la comida innoble,
qué cantos derribados por la vivienda rota,
qué poderes del hombre deshechos por el hombre!

(…)

 

La tercera parte, es super pequeña, son unas cuantas páginas en las que se vuelve a 1940. En esa parte Herminio le pregunta a Sibaja por qué nunca lo fue a buscar mientras estuvo en la cárcel. Sibaja le dice lo que le pasó y cómo en San José se unió al Bloque.

La cuarta parte, toma lugar en 1955 y, esta vez, no es parte de la historia de Sibaja, sino que es un discurso de Carlos Luis Fallas en el cual habla sobre lo que pasó en la huelga. Por tanto, vemos que la huelga como tal no se ficcionaliza en la novela.

Mi parte favorita, por ser la más dura, es la segunda y aún la tercera parte. No obstante toda la novela vale la pena ser leída. Ojalá le den una oportunidad.

Love always, Jhoss.

¡Feliz No Navidad!

Anuncios

1 comentario en “Blogmas #7: Mamita Yunai – Carlos Luis Fallas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s