Libros

La verdad sobre el caso Harry Quebert – Joël Dicker

Título original: La Vérité sur l’affaire Harry Quebert
Autor: Jöel Dicker
Año de publicación: 2012
,Género: thriller
Número de páginas: 790 (DeBolsillo)

La verdad sobre el caso Harry Quebert

¡Hola, lectores! Les traigo la reseña de la semana un poco después, 😅pero es que he tenido unos días un poco agotadores y por la tarde-noche solo quedaba con ganas de ver una serie o película. Pero bueno, más vale tarde que nunca, jaja.😅 Antes de empezar a hablarles del libro de hoy, quiero decir que estoy muy feliz porque ¡ya somos 200 lectores aquí en el blog!🥳🥳🥳 Tal vez, si comparamos los números con otras personas, no sea muy grande, pero para mí es increíble. Cuando empecé este blog, estuve a punto de dejarlo botado muchas veces porque nadie lo leía y mucho menos alguien se suscribía. Así que alcanzar este número de suscriptores es un sueño para mí.🙈 ¡Muchas gracias! 💜¡Espero que el contenido les guste mucho y ojalá cada día seamos más lectores aquí reunidos!

Muy bien, el libro del que les vengo a hablar hoy, lo conocí hace unos años por la reseña que había hecho Alberto Villarreal en su canal de YouTube y, aunque no me acordaba de qué iba, recordaba que me había interesado y que lo quería leer, por lo que decidí comprarlo en la FILCR 2019, pero hasta ahora lo pude leer y ¡vaya libro! Este libro tuvo mucho hype hace muchos años entre los booktubers y, según he visto en los últimos días, ha vuelto a ponerse de moda entre los bookstagramers y booktubers costarricenses.

Muy bien, ahora sí, de qué trata la historia. La historia comienza con la llamada que realiza Deborah Cooper, una ancianita que vivía sola en una casa cerca del bosque, para decir que acababa de ver, desde su cocina, cómo un hombre perseguía a una muchacha a través del bosque. Esto sucedió el 30 de agosto de 1975. Y está aquí el inicio de todo el misterio que debemos resolver a lo largo de la novela: ¿qué sucedió realmente ese día?

La muchacha que era perseguida se llamaba Nola Kellergan, tenía quince años, era hija del reverendo del pueblo de Aurora en New Hampshire y era querida por todos aquellos que la conocían. Ese 30 de agosto desapareció y, por más que se removió tierra, mar y cielo, nunca se halló ni viva ni muerta… hasta el 2008.

Es en este año, 2008, donde la mayor parte de la historia se va a centrar, aunque va a tener muchos flashbacks hacia lo que pasó durante todo el verano de 1975. ¿Por qué 2008? Bueno, la historia nos es contada por Marcus Goldman, un escritor newyorkino, que en 2006 publicó su primera novela, la cual se convirtió un éxito y lo catapultó a él como el escritor más importante de su generación; sin embargo, la fama y la buena vida lo llevó a padecer la enfermedad del escritor: el bloqueo. Desesperado porque estaba a punto de vencer el contrato con la editorial y con ello todas sus riquezas, necesitaba tomar medidas urgentes que le llevaran a escribir algo. Por esa razón, decidió llamar a su antiguo profesor de la universidad y único amigo que tenía: Harry Quebert. Otro aclamado escritor estadounidense cuya obra maestra se titulaba Los orígenes del mal.

Quebert le ofreció a Goldman que pasara un fin de semana en su casa de Goose Cove en Aurora, puesto que la tranquilidad de la playa y el alejamiento del bullicio de la ciudad le ayudaría a concentrarse mejor. Marcus aceptó y fue a pasar un tiempo ahí.

Es momento que les hable un poco de Quebert. Él vivía en New York y era profesor de literatura en secundaria, había escrito un primer libro que autopublicó, pero que no tuvo mayor importancia en el mundo de la literatura. Para el verano de 1975, decidió renunciar a su puesto de profesor, reunió todos sus ahorros y se fue para Aurora para intentar escribir la novela que lo catapultaría a la fama. Alquiló la casa de Goose Cove, que estaba a la orilla del mar, puesto que decía que era la casa de un escritor. En ese verano fue cuando escribió Los orígenes del mal que lo hizo ser el escritor más famoso de Estados Unidos. Después de eso, compró la casa y se quedó a vivir ahí para siempre. Después de todo eso, consiguió dar clases en la Universidad y ahí fue donde conoció a Marcus en 1998 (también habrá flashbacks a este año a lo largo de la novela).

Muy bien, Marcus fue a Goose Cove, pero solo una cosa pasó: no escribió ni una sola línea de su nuevo libro ni tenía nada de inspiración, pero descubrió un secreto de su amigo. Este mantuvo una relación con una niña de quince años durante el verano de 1975. ¿Adivinan qué niña? Sí, Nola Kellergan. Por si se lo preguntan, Harry Quebert tenía 34 años en ese entonces. ¡Todo un escándalo! El secreto desconcerta a Marcus, pero no ahonda en el tema, puesto que molestó a Harry cuando lo descubrió.

Marcus, entonces, regresa a NY para ver qué rayos va a hacer con el contrato con su editorial y está intentando pasar el bloqueo, cuando recibe una llamada de su amigo, en la que le dice, llorando, que ella está muerta y que todo es su culpa. Marcus no entiende una palabra, intenta localizar a Harry, pero no lo consigue, hasta que su agente lo llama y le dice que ponga las noticias. Encontrar los restos de Nola Kellergan enterrados en el jardín de Harry Quebert. El hallazgo lo realizaron unos jardineros que el escritor contrató para que sembraran unas flores justo en ese lugar. Arrestan a Harry y todas las pruebas apuntan en su contra, puesto que junto al cadáver había un bolso que contenía el manuscrito de Los orígenes del mal y en la primera página una dedicatoria escrita a mano que decía “Para mi querida Nola”.

Todo es un escándalo, no solo por la presunta culpabilidad de Harry, sino porque sale a la luz que ellos dos mantuvieron una relación impropia durante el último verano de la muchacha.

Marcus decide viajar de vuelta a Aurora, a pesar de que todo el mundo le dice que no lo haga, que relacionarse con Harry Quebert puede dañar su imagen y eso no es conveniente. Una vez en Aurora visita a Harry y se da cuenta de que todo va mal para él, que si el juzgado llega a la conclusión de que él es el culpable, probablemente terminará en el corredor de la muerte (la pena de muerte es legal en Estados Unidos). Sin embargo, Harry jura y rejura que él es inocente y Marcus decide creerle.

Por eso último, Marcus se instala en Goose Cove y comienza a hacer su propia investigación. Esto en un principio lo hace únicamente para ayudar a Quebert a probar su inocencia, pero ya luego se convierte en la investigación que dará insumos a su nueva novela. Al principio de esta investigación, Gahalowood, el oficial a cargo, se molesta con Marcus porque está metiendo las narices donde no lo llaman, pero después cuando ve que el escritor sí está consiguiendo información valiosa y, además, está recibiendo amenazas de alguien, decide apoyarlo y trabajar juntos.

Y OMG todas las cosas que se comienzan a descubrir durante la investigación. 😱 Como dice el dicho: “pueblo pequeño, infierno grande”. TODOS absolutamente TODOS tienen secretos oscuros que, de una u otra manera, los hacen haber estados relacionados con Nola y las cosas que le pasaban. Marcus realiza un “viaje” al verano de 1975 a través de los relatos y recuerdos de todos los habitantes de Aurora. Descubre, de boca de Harry, toda la historia de amor prohibido que ambos vivieron y cómo Nola consiguió que él se convirtiera en el escritor que todos conocen. Asimismo, descubre secretos que marcaban la vida de Nola de tragedia y dolor. PERO no voy a entrar en detalles porque lo genial es ir descubriendo lo que pasa poco a poco y sin saber absolutamente nada. Solo les voy a decir que ustedes a lo largo de la novela irán teniendo diferentes sospechosos y, quizá, firme sobre piedra que ese es culpable verdadero, pero ¡no, mis amigos! Jamás imaginarán la verdadera historia.

Hacía muchísimo tiempo que no enganchaba tanto con una novela. El día que la terminé, leí 200 páginas de corrido porque no podía parar, ¡necesitaba saber qué pasó realmente ese 30 de agosto! Y wow. Fue una lectura maravillosa. En serio, tenía muchas ganas de venir a hablarles de ella y ojalá queden con la curiosidad de ir a leerla. Sé que la cantidad de páginas puede ser intimidante, pero, créanme, no las van a sentir. EN SERIO EN SERIO EN SERIO, denle una oportunidad a esta historia, no se van a arrepentir. Ojalá pudiera transmitir mejor mi emoción a través de la palabra escrita, para que se convencieran de lo mucho que amé este libro. 💜

Si lo leen o ya lo leyeron, diganme en los comentarios, así fangirleamos todos juntos.

Love always, Jhoss.

5 comentarios en “La verdad sobre el caso Harry Quebert – Joël Dicker”

  1. Un buen amigo, que me conoce bastante bien, me dijo esto “Te voy a prestar un libro que sé a ciencia cierta que te va a gustar”. Era el que hoy has reseñado y debo decir que mi amigo acertó plenamente por que, coincido contigo, es un magnifico libro que mantiene el suspense en nivel muy alto desde el principio, llevándolo a cotas superiores al final y desenlace. Altamente recomendable.

    Me gusta

    1. Su amigo sabía de lo que hablaba. 🙌🏽 Y es cierto, la forma en que mantiene oculto al asesino es muy ingenioso, durante toda la lectura pasé teniendo diferentes sospechosos y jurando que ese sí era, pero, con el giro final de los acontecimientos, me explotó la cabeza porque no me lo esperaba. Ni eso ni el secreto de Nola. Hacía mucho no me topaba con un libro tan bueno.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s